Los platos estrella son las mezclas libanesas, una degustación de los platos típicos del país, fiel retrato de nuestras costumbres. 

El hommos, crema de garbanzos, la ensalada tabulé, sémola de trigo, perejil, cebolla y tomate en dados 

Postres: los baklawa, dulces de miel, hojaldre y frutos secos.